Ann Vickers

Sinclair Lewis (1885-1951) es al autor de este libro. Aunque no le doy ningún crédito especial por ello, ganó en 1930 el premio nobel de literatura. Tres años más tarde se publicó del que voy a hablar y de la que sacaron una película. No la he visto pero si la sinopsis es un buen resumen de la misma será una adaptación horrible ya que las relaciones románticas no son ni de lejos el núcleo de la novela. Aquí os dejo un enlace con los datos de la película.

El título original de este libro es el nombre de la protagonista, Ann Vickers y yo diría que es mucho más apropiado que Cárceles de mujeres simplemente porque la reforma de las prisiones es sólo uno de los muchos temas que se tratan aquí (El movimiento sufragista, independencia, las cárceles, represión policial…) aunque es el en el que más se detienen, obviamente. Antes de decir nada más tenemos que reconocer que hay puntos que a día de hoy chocan a pesar de que otros son de lo más actuales. En el libro podemos encontrar en alguna parte reflejado el racismo y la homofobia de la época. Lo que no me queda claro es si es un síntoma del momento realmente o es una forma de jugar con las contradicciones que aparecen continuamente y que son fundamentales como hilo conductor.

A partir de aquí dejo claro que habrá spoilers.

Las contradicciones, como decía, son continuas. Si seguimos cierto orden de los acontecimientos podríamos hacer una pequeña lista:

Religión – Socialismo

Caridad – Reformas sociales

Sufragismo – Clasismo

Colectividad – Individualismo (parte de la maquinaria)

Lo que anhela – Lo que hace

Lo que ocurre – Lo que dicen los periódicos

Contra las cárceles – Dirigiendo una cárcel

No quiere nada con hombres – Los añora

Estas son algunas de las que podemos subrayar. Estoy convencide de que se podrían extraer muchas otras y por extraer alguna cita que ponga de manifiesto lo que digo pondré un ejemplo que para les trabajadores sociales es continuo:

El que ella misma, Ann Vickers, sacrificara su vida a sus más ardientes ambiciones a las reformas y mejoras sociales y, al mismo tiempo, se preguntara constantemente si merecería la pena el hacerlo…

Y es que efectivamente, la protagonista es una trabajadora social que se caracteriza, al menos en un principio, por su activismo. Tanto es así que acabará en la cárcel por defender a una compañera de una agresión policial. Es ahí cuando se da cuenta de las condiciones en las que se encuentran las presas, tanto material como emocionalmente. Al salir, acaba formándose respecto al tema y acaba finalmente trabajando en una prisión donde los derechos humanos son pisoteados hasta acabar con su existencia. La dicotomía entre la necesidad de desaparición de las prisiones y su reforma es algo presente y cambiante en el libro.

Pero como decía, la reforma de las cárceles es sólo uno de los aspectos ya que vemos cómo Ann Vickers irá a la universidad para convertirse en trabajadora social y la situación de las mujeres de la época en el mundo académico, sus dudas ideológicas, la lucha entre la teoría y la práctica, las relaciones personales, las relaciones de poder….

La segunda parte de la obra da un giro bastante radical, momento en el que Ann Vickers se centra en su vida sentimental. Pero de nuevo aquí aparece de nuevo una contradicción ya que para ella, feminista, el amor en ese momento era algo más que prescindible. ¿Cómo es posible que ocurra esto entonces? Y es que las contradicciones internas son bastante difíciles de erradicar completamente. ¿Será ella capaz de superarlas?  No obstante, respecto a esto, decir que parece que ha habido un cambio importante respecto a negar el amor, supongo que necesario en un momento donde si eras mujer y te casabas tenías que dejar tu carrera y profesión; a querer cambiarlo, eliminar su toxicidad, reconstruirlo.

Una última cosa: el libro no está basado en hechos reales. El autor nos avisa que los personajes son inventados. Aunque sí describe una época. No obstante, hace bastante ilusión ver citadas a personas como Jane Adams respecto a las settlement houses o, sobre todo, Emma Goldman ❤ (pero esto es por gusto personal)

IMG_20160805_150345

Y ya digo poco más pero sobre todo para no estropear su lectura si alguien se anima.

Aquí dejo un hilo de twitter donde compartí algunas citas del libro, por si queréis echarle un ojo a cómo está escrito y algunas partes interesantes. Aviso: me equivoqué en la fecha de publicación porque me fijé en la fecha de la quinta edición, que es la que yo tengo. Así que nada, hacedle caso a la fecha de publicación de esta entrada 🙂

Ah, y ya que hablamos de cárceles no olvidéis algo: todes podemos acabar en una. Y no estoy hablando metafóricamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s